lunes, 22 de mayo de 2017

Sin periodismo libre no hay democracia

La libertad de expresión es parte esencial de la democracia, porque en sentido amplio, significa  que las personas podamos razonar de forma autónoma,  ideas -pensamientos-   e intercambiarlos para generar un proceso deliberativo desde la colectividad.

De  la libertad de  exteriorización de las manifestaciones culturales, científicas, políticas y otras más, depende la grandeza de las sociedades, cuándo está presente la censura, los resultados son contrarios y anti-democráticos. 

La Carta Democrática Interamericana,  en su artículo cuarto, señala como componentes fundamentales del ejercicio democrático, a la libertad de expresión y libertad de prensa, esta última representa el que las sociedades estén plenamente informadas, y por ende se esté garantizando el derecho universal del acceso a la información.

Desgraciadamente en México no podemos hablar de democracia, cuando el informe de violencia contra periodistas y trabajadores de medios, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, señala que del 2006 al 2013, 55 periodistas fueron asesinados. Tan solo en lo que va de la administración del Presidente Peña Nieto han sido asesinados 34 periodistas,  la mayoría de estos asesinatos tienen que ver con las investigaciones periodísticas          en asuntos de            narcotráfico, asuntos ambientales, de  corrupción y malos manejos de recursos públicos y  la mayoría de estos asuntos no han sido resueltos,  no se conocen a los autores intelectuales.

La relatoría especial de la CIDH, en su informe especial sobre la libertad de expresión en México -2010-, señala que la mayor parte de los secuestros, desapariciones y asesinatos de periodistas, sucedieron en entidades federativas con fuerte presencia de la delincuencia organizada. También este informe  concluye que en algunas partes del país, los periodistas son amenazados por parte de grupos armados que tienen vínculos con bandos o grupos  políticos.

En la normatividad relativa a los derechos humanos del sistema interamericano,  los estados tienen la obligación de proteger a las personas expuestas a riesgos específicos con relación a sus derechos fundamentales.

Los estados al conocer  de riesgos reales en un grupo de individuos determinado o una sola persona,  tienen la obligación de aplicar medidas concretas de protección para salvaguardar la integridad de las personas y garantizar el pleno ejercicio de su profesión y actividades. 

Después de las recomendaciones emitidas por relatores especiales de la ONU y la CIDH,  México adopto un convenio en 2010 para la implementación de acciones de prevención y protección a periodistas, pero al no existir los mecanismos  adecuados para poner en marcha  este convenio, prácticamente  fue letra muerta, hasta la promulgación de la Ley Para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

En el informe de junio del 2013 de la Oficina de la Alta Comisionada de derechos Humanos de la ONU, sobre la Ley Para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, identificó problemas administrativos para poder utilizar los recursos económicos de una manera más pronta, así como la inadecuada estructura interna y la falta de personal capacitado e idóneo para el buen desempeño de las funciones en cuestión.

Actualmente, a pesar de los nuevos mecanismos que ha adoptado México para garantizar los derechos humanos, en consonancia con los tratados internacionales que nuestro país ha suscrito,  los retos siguen siendo enormes, lo vemos en la implementación del nuevo sistema acusatorio adversarial, de la Ley General de Victimas, en la justicia alternativa, en fin, sin justicia y sin garantías para el  periodismo libre, es imposible construir  democracia.   






sábado, 16 de julio de 2016

#CienciaConTransparencia

Acceder a los posgrados a veces resulta complicado, sobre todo si forman parte del padrón del Programa Nacional de Posgrados de Calidad del CONACYT. El  proceso de selección dura varios meses y hay que invertir dinero, tiempo y esfuerzo. En teoría los procesos deben de ser transparentes  y garantizar que  los mejores calificados sean los admitidos.

Voy a contar mi experiencia en el concurso de una Maestría de la Universidad de Guadalajara, --CUCSH--   catalogada de Competencia Internacional, omitiré decir el nombre de la maestría toda vez que estoy analizado el  iniciar un procedimiento legal en contra del dictamen de admitidos a dicho programa.

Para poder concursar tuve que cubrir ciertos requisitos  como contar con título de licenciatura,   leer y comprender otro idioma,  y    contar con experiencia en docencia e investigación. Posteriormente el 05 de mayo presenté  el Examen Nacional de Ingreso al Posgrado que aplica el CENEVAL y  el  01 de junio me avisaron mediante correo electrónico que en base a los  resultados que obtuve  en el  examen y a la evaluación de mi expediente la junta académica me había seleccionado para pasar a la segunda etapa que consistía en una entrevista  con académicos del programa de la maestría.  Es importante mencionar que días anteriores al primero de junio llame por teléfono a la maestría para pedir mi resultado del examen, a lo cual ellos me comentaron que lo tenía que pedir al CENEVAL  y cuando hablé a esta institución me comentaron que como era un proceso cerrado, la Universidad de Guadalajara me entregaría el resultado, de hecho me confirmaron que los resultados ya habían sido entregados a la UdG, cuando aclaré el asunto en la universidad me comentaron que solo tenían el resultado general pero no por áreas y que lo tratarían de conseguir para entregarme los resultados completos, esto jamás ocurrió. 

El  08 de junio pasado me entreviste con académicos que cuentan con alto  prestigio, debo de admitir la entrevista por momento fue muy dura en el sentido de los cuestionamientos a mi formación académica y al protocolo de investigación que presente,  para mi   fue una gran experiencia en la que los académicos decidieron otorgarme quince puntos de un total de veinte, nada mal si tomamos en cuenta que los integrantes de la junta académica me otorgaron veinticinco puntos de cuarenta en la evaluación del currículum,  los criterios de esta evaluación no son muy claros, mas adelante me referiré a ello.  

El 14 de junio mediante correo electrónico me avisaron que no había sido admitido, a lo cual les solicite por la misma vía mis resultados obtenidos en las diferentes evaluaciones, nunca recibí respuesta.

Después de varios intentos por tener acceso a mis resultados y al no conseguirlos me vi en la necesidad de solicitar por transparencia mis resultados, así como los criterios de evaluación. Una vez que tuve acceso a la información volví a solicitar información, concretamente, los puntajes de los admitidos en la línea de investigación de la maestría a la que yo hice trámite y el puntaje más bajo que fue admitido en la maestría.

Los criterios de evaluación fueron cuatro, el currículum con un valor máximo de cuarenta puntos,  el protocolo de investigación con un máximo de veinte puntos, el Examen Nacional de Ingreso al Posgrado con un máximo de veinte puntos y la entrevista con un máximo de 20 puntos, estas cuatro evaluaciones suman un máximo de 100 puntos. 

Resulta que el currículum es la evaluación mas importante en términos de cuantía pues  esta puede representar 40 de 100 posibles puntos, de estos puntos, un máximo de 20 se asignan en base a la experiencia en docencia e investigación y/o desempeño profesional, otros diez puntos obedecen a la presentación de conferencias o ponencias, y otros diez puntos en base a la asistencia a conferencias, seminarios y cursos de actualización académica.

En lo que respecta a los puntajes de los admitidos a la maestría en la linea de investigación que yo escogí,  solo dos de las ocho personas admitidas obtuvieron el máximo de cuarenta puntos en la evaluación del currículum, en teoría estas personas deben de contar con mucha experiencia en investigación, en exposición de temas, con cierta preparación académica y constante actualización,  pero hay un contraste que genera dudas, pues  una de las dos personas que saco cuarenta puntos,  saco en total 98.2 puntos de 100, es decir todas sus evaluaciones fueron casi perfectas, posiblemente fue el puntaje más alto de los 29 admitidos en las cinco lineas de investigación,  y en cuanto al otro aspirante admitido que saco perfecto en el currículum apenas superó por encima de la mitad de los puntos las evaluaciones del protocolo de investigación y la entrevista con los académicos, de hecho es el puntaje más bajo de los 29 aspirantes admitidos y ahí es donde surgen los cuestionamientos ¿Una persona que a dado conferencias y/o ponencias  en temas de investigación,  con experiencia en docencia y/o investigación,  con actualizaciones académicas  puede sacar una calificación deficiente  en la evaluación de su proyecto de investigación y en su entrevista  con los académicos?, ¿la medición de los puntos en la evaluación del currículum de todos los aspirantes fue con la misma vara y criterios?  

Por otro lado por medio de las redes sociales me enteré de la publicación de una persona que comunicaba que había sido admitido a esta maestría,   y al parecer este aspirante admitido no tiene  experiencia en investigación o docencia, pero si tiene experiencia en participación de carácter político en la universidad.

Los procesos de selección en los que se utilizan criterios clasistas y antidemocráticos, son contrarios al interés de la doctrina pública,  porque estos tienden a favorecer a grupos que contrariamente pueden tener una misión diferente a los fines de la educación pública, inclusive  resultan violatorios de derechos  consagrados en tratados internacionales que México ha suscrito y que se encuentran en el mismo rango de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

La Universidad de Guadalajara ha estado viviendo una constante transformación en los últimos 25 años, parte de este proceso ha sido el transparentar el proceso de admisión a las preparatorias y a las licenciaturas al aplicar el  College Board el examen de admisión, no obstante de esto, en los posgrados hay mucho que hacer, sería importante que la universidad analizara si  las juntas académicas de los posgrados operan en algunos casos en la opacidad, sin reglas claras y hasta posiblemente favoreciendo a solicitantes a ingresar a estos programas académicos,  los que queremos a nuestra universidad deseamos que este tipo de prácticas queden erradicadas,  lo más importante es que ingresen los mejores perfiles a los posgrados, esto  es fundamental para que cualquier universidad alcance los mejores resultados.

Desde este espacio de reflexión hago un llamado respetuoso el Rector General de la Universidad de Guadalajara, Maestro Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla,  quien es reconocido como un destacado universitario, progresista,  que ha contribuido a la transformación de nuestra  universidad, a que se eliminen  este tipo de privilegios si es que existen, la sociedad se lo va a agradecer y la universidad va a elevar la calidad de la docencia y la investigación, formando talentos que en un futuro inmediato den gratos resultados a la Universidad de Guadalajara y a la Sociedad Jalisciense.


  


lunes, 25 de enero de 2016

El país de las maravillas


Bastaron unas horas  para que maquinaria pesada devastara cincuenta y siete hectáreas del Manglar Tajamar ubicado en el Municipio de Cancún, Quintana Roo.  La intención es construir complejos hoteleros en esa zona, sin importar las consecuencias ambientales por la afectación a la flora y fauna. 
Empezaré por decir que los manglares  son ecosistemas naturales en los que habitan una gran cantidad   de peces y organismos marinos, de otro tipo de animales y aves, y si consideramos que también existe una grande y  variada población de fauna, pues  entonces hay que considerar que este tipo de conjunto son productores de materia orgánica.
Los manglares sirven para frenar los huracanes y las inundaciones, son purificadores naturales del agua, y sirven como hogares de muchas especies que están en peligro de extinción, y por supuesto que no hay que olvidar que son grandes pulmones al generar oxígeno.
Resulta inexplicable porque los tres niveles de gobierno-federal, estatal y municipal- permitieron este ecocidio.  Una vez más  pasó lo que siempre ha pasado en nuestro país,  se antepusieron  los intereses económicos sobre la protección de la biodiversidad.   Es inadmisible que la SEMARNAT  hubiera otorgado el permiso para destruir esta zona natural y de esta forma, se puedan  construir complejos hoteleros   y turísticos.
México se ha convertido en el país de  las maravillas, en donde la corrupción impera empezando en  nuestra clase política, en donde existe tal impunidad que a los delincuentes los tiene que detener en otros países porque aquí nunca pasa nada, porque aquí desaparece la gente como por arte de magia y el gobierno omite dar respuestas a sus familiares,   y porque gracias a todo esto, nos hemos convertido en un tipo de bufón que  constantemente dá la nota y sabe atraer los reflectores mundiales.
La pregunta al gobierno federal debería de ser ¿con que cara nos atrevemos a ser los anfitriones de la convención sobre la diversidad biológica que organiza la ONU? Y que precisamente Cancún será la sede.

¿Hasta cuándo vamos a seguir siendo el país de las maravillas? 





“Los intereses en el  IEPC Jalisco”

El pasado 23 de enero, los integrantes del consejo general del Instituto Electoral y  de Participación Ciudadana, volvieron a dar la nota, pues al no haber consenso para ratificar a los 14 directores de área del servicio profesional de este órgano electoral, se desecho la propuesta del Presidente del IEPC Guillermo Cross de ratificar a los directores de área.
Entre acusaciones de chantajes y exigir un reparto de cuotas en las posiciones anteriormente nombradas, transcurrió la sesión en la que se encendieron los focos rojos.
Los integrantes de este órgano electoral deberían de actuar con prudencia, pues con estas actitudes, mandan un mensaje a la ciudadanía y al mismo INE de la conveniencia  respecto de su permanencia, remoción,  o  desaparición de estos órganos locales.
No olvidemos que los directores que no fueron ratificados son los que operaron el pasado proceso electoral y por consiguiente eso es lo que debería regir se permanencia o rechazo, es decir, evaluar el desempeño de estos funcionarios y en base a los resultados obtenidos, tomar una decisión en base a aspectos técnicos y no políticos y de forma irresponsable, pues caer en el juego de repartición de cuotas soló ocasionaría un relevo que  pudiera ser dañino al nombrar personas sin capacidad y/o experiencia.
Por otro lado lo que deben de revisar los consejeros es el sueldo de estos directores, pues están muy elevados si consideramos que un director de área del gobierno del estado, en promedio gana 40 mil pesos mensuales, y de pasó revisar las actividades de cada dirección porque seguramente habrá más de alguna que solo estén  de ornato.





viernes, 4 de diciembre de 2015

Democracia a medias y costosa

El IFE de José Woldenberg gozó de prestigio incuestionable por su impecable conducción de  los trabajos, como  el caso del  Registro Federal de Electores (credencialización), pero sobre todo por contar con un consejo general que solamente obedecía a cumplir los principios rectores que deben de regir los procesos electorales.

Hoy el Instituto Nacional Electoral funciona bajo un consejo general en el que sus integrantes son cuotas de los partidos políticos, y estos a su vez designan a los integrantes de los organismos públicos locales electorales(institutos electorales locales) en base a la composición política local, pero, sobre todo   a la presión de los gobernadores en turno.  

Por si esto fuera poco, el INE demostró en el pasado proceso electoral su debilidad al no sancionar a los actores políticos que una y otra vez se pasaron por el arco del triunfo la normatividad electoral, su tibieza en la toma de decisiones evidenció su parcialidad y sujeción a los intereses de algunos actores y  partidos políticos. 

Mientras los partidos políticos sigan promoviendo el esquema de  cuotas en la designación de los integrantes del INE y de los tribunales electorales, seguirá existiendo la parcialidad y los acuerdos políticos en la toma de decisiones de estos, siendo inútil invertir  altas cantidades de dinero para su mejor desempeño, pues hoy por hoy nuestro sistema electoral es de los más caros en el mundo y su calidad es cuestionada.

México es un país en el que se ha priorizado el presupuesto  en el sistema electoral y de partidos políticos, teniendo tantas carencias en educación y el combate a la pobreza. Tan sólo en el 2015 el costo de los partidos políticos en sus gastos ordinarios y de la elección federal, nos representaron un cargo a la ciudadanía de  5356 millones de pesos, eso sin contar los recursos con los que contaron los partidos políticos en cada uno de los estados por el concepto de financiamiento público local.

En el caso de Jalisco,  del 2010 al 2014   los partidos políticos recibieron recursos por encima de los 1092 millones de pesos, manejados  en algunos casos bajo total opacidad, sin rendición de cuentas.

El actual sistema de partidos políticos está agotado, lo ideal sería la reducción de los recursos destinados a estos institutos de cuando menos a la mitad del presupuesto que reciben, pero esto sólo debería de ser el principio de una gran reforma en la que los partidos políticos dejen de recibir paulatinamente recursos públicos, y manejen sus finanzas en base a las cuotas y aportaciones de sus militantes a partir del 2018, 

Resulta increíble que en Estados tan grandes en población como Jalisco, las universidades públicas no cuenten con estudios de especialización en derecho electoral,  este podría ser un buen destino de los recursos que dejaran de percibir los partidos políticos, inclusive desde la educación media superior se debería de enseñar la introducción a los sistemas electorales y los principios democráticos y con ello fortalecer nuestra cultura.

La próxima reforma electoral también deberá de incluir la desaparición de los organismos públicos electorales locales, ya que la mayoría de estos resultan muy caros y están cooptados por los gobernadores en turno, de tal forma que hoy existen dobles estructuras electorales, que resultan caras y malas.

Estos recortes presupuestarios podrían ser destinados a las universidades del país, para obtener mejores resultados en área de la investigación, hay que recordarles a nuestros políticos que invertir en educación, es apostar  por el desarrollo del país. 


  
            

martes, 24 de noviembre de 2015

Los lejanos días de campo en el PRI, PAN y PRD

Son trece estados de la república los que delinearán el boceto que empezará a definir el rumbo de  la elección presidencial del 2018.  Colima (elección extraordinaria), Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas renovarán  sus gubernaturas en el 2016, y de esto depende en gran parte las posibilidades que tengan los partidos políticos para ser competitivos en la elección presidencial. 

Con la designación de AMLO como Presidente Nacional de MORENA,  se empezó a calentar el escenario político de la elección presidencial del 2018, a esto hay que agregar la intromisión del Ex-Presidente Felipe Calderón  en el PAN para que su Esposa Margarita Zavala sea designada como candidata.

Manlio Fabio Beltrones y el PRI, saben que para poder refrendar en el ejecutivo federal  es muy importante librar los procesos electorales del 2016 para poder tener un margen de operación y negociación política, de lo contrario enfrentarán un proceso complicado de selección de candidato a la presidencia de la república en el que las condiciones serán totalmente diferentes a las que tuvieron en el 2012.

Actualmente el  único candidato seguro a la presidencia de la república es  Andrés Manuel López Obrador, con altas posibilidades de ganar  según la mayoría de las encuestas,  esto obedece a el conocimiento que tiene la gente sobre él, y a los pobres  resultados en seguridad y economía por parte del gobierno federal.

El desdibujamiento del PAN y PRD, los obliga  a experimentar una coalición en varios estados de la república para refrendar los gobiernos en Puebla y  Oaxaca, y arrebatarle el triunfo al PRI en Colima, Veracruz, Zacatecas, Durango, Hidalgo y Tlaxcala, y si esta formula les funciona, podríamos ser testigos de que estos partidos integraran una coalición para postular a un solo candidato a la presidencia de la república en el 2018,  podría ser el Gobernador de Puebla Rafael Moreno Valle o  él Jefe de Gobierno del Distrito Federal Miguel Ángel Mancera Espinosa, sin descartar que otros partidos políticos se integraran a esta coalición.

En el PRD están urgidos de triunfos que les permitan llegar al 2018 con cohesión, pero sobre todo de evitar convertirse en un partido testimonial, y  afianzar la complicada tarea de retener el Gobierno del Distrito Federal. 

En el caso de las candidaturas independientes, todavía no se vislumbra un proyecto serio con capacidad para superar a la partidocracia, su evolución va a depender de diferentes factores, seguramente va a incrementarse de manera considerable el numero de candidatos independientes en el 2018, pero para el caso del  ejecutivo federal todavía es muy aventurado si veremos a algún candidato independiente en la boleta electoral.

En el caso de MORENA su principal debilidad es su falta de infraestructura en la mayor parte del país,  su presencia en la mayoría de los estados es nula, pero si logran eliminar  fobias y sectarismos, que de paso han utilizado en su contra  sus adversarios para desprestigiarlos, y con ello logran  abrir su movimiento a la ciudadanía, podría ser determinante para que el Peje llegara a la presidencia de la república.  

En el PRI saben que la operación política para refrendar en el 2018 debe de ser de precisión milimétrica,   su transito por el 2016 va a ser determinarte,  la división de la izquierda es un punto bueno para los tricolores, y si consiguen desarticular las campañas de las coaliciones del PAN-PRD en los diferentes estados de la república, la  contienda presidencial sería solamente entre dos, pero de lo contrario se podrían configurar diferentes escenarios en los que el PRI estaría lejos de encontrar un día de campo.