lunes, 24 de agosto de 2015

Los malquerientes de la izquierda

Los resultados electorales del pasado proceso electoral, son apenas un bosquejo de lo que será la elección presidencial del 2018. 
Lo primero que resalta es la inminente candidatura de Andres Manuel López Obrador,  con amplias posibilidades de que la tercera sea la vencida, esto sucedería por varios factores esenciales: el primero es que es el político más conocido y mejor posicionado ante la ciudadanía tras tener 10 años recorriendo todo el país, y lo segundo es que la inseguridad y la mala economía que azota al país, puede tener un peso determinante.
Cuando el Presidente del PAN, Ricardo Anaya retó a un debate a AMLO   lo  que exhibió fue su novatez y falta de oficio político, constantemente su lenguaje ha sido de que Andres Manuel es un peligro para México, lo único que se le olvida al Presidente de Acción Nacional es que  su partido y el  no tienen calidad moral para decir eso, pues los asesinatos y la inseguridad creció en todo el país por la  guerra contra el narcotráfico declarada durante el sexenio del Presidente Felipe Calderon,  los que acusaron a AMLO de ser un peligro para el país son los que resultaron ser un peligro para México, y precisamente mientras ellos insistan en tratar de descarrilar a López Obrador lo van a fortalecer más.

No hay que perder de vista lo que esta pasando con los partidos de la izquierda, todo indica que el PT va a perder el registro al no haber alcanzado el 3% de la votación total valida, en el caso de MORENA desplazó al PRD en la Ciudad de México, al arrebatarle cinco delegaciones y la mayoría de las diputaciones en la asamblea legislativa, y se convirtieron en la cuarta fuerza  política a nivel nacional, por debajo del PRD, el principal problema de MORENA es que en la mayoría de los distritos electorales del país ni siquiera obtuvieron el 3% en la votación para diputados federales, en el caso de Movimiento Ciudadano, gracias al efecto Enrique Alfaro  van a contar con 26 curules en la cámara federal, pero salvo Jalisco su votación es marginal en todo el país. y por último el desplome del PRD, no solo perdieron la mayoría de los cargos que se disputaron en la Ciudad de México, también  quedaron en  último lugar en las votaciones en distritos ubicados en ciudades importantes del país,   principalmente las  ubicadas en los  Estados de Jalisco y Nuevo León,  por más que su cúpula se empeñe en minorizar los daños, los datos son duros y determinantes.

Las diferencias políticas entre el PRD y MORENA son bastantes, pero, no insalvables para una coalición de izquierda en el 2018, si en el cálculo  político de Andres Manuel López Obrador, el PRD suma en vez de restar va a tender los puentes, pero esto no va a ser antes del 2017, no olvidemos que en el 2016 va ha haber elecciones para renovar las gubernaturas en diez estados de la república,  y se ve muy difícil alguna coalición entre estos institutos,  por el contrario las huestes del tabasqueño van a intensificar la campaña de desprestigio en contra del PRD,  pues lo que buscan los morenistas es crecer a costa del PRD y de paso ablandar a los perredistas en las posibles negociaciones en el 2018.

AMLO es un político muy experimentado, el golpeteo contra los partidos de izquierda  obedeció a la estrategia de capitalizar votos para su causa,  lo cual consiguió en gran medida gracias a los errores del PRD (Pacto por México), pero a partir del 2017 veremos a un López Obrador conciliador con los partidos de izquierda siempre y cuando aporten votos a su causa,  lo veremos con un tono diferente en el discurso, su ruta al 2018 no se ve complicada, sabe que el único rival serio va a ser el partido en el gobierno,  pero el principal problema del gobierno son sus desaciertos, la devaluación del peso, el aumento de la pobreza y la inseguridad,  sin olvidar los escándalos de corrupción,  todo esto esta jugando en favor del peje, por eso actualmente el manejo de un discurso polarizador, de los buenos contra los malos, pero lo más importante es la exigencia de la ciudadanía de buenos gobiernos, de una sociedad que esta cansada de ver pasar a gobiernos priistas y panistas sin dar resultados.

Nada está escrito, pero se están dando las condiciones para que AMLO sea presidente en el 2018, las encuestas lo expresan así en este momento, la diferencia es amplia y  no va a ser fácil construir una candidatura en contra de Andres Manuel,  a diferencia del 2006 las campañas de desprestigio y contraste van a ser contraproducentes, tenemos a una sociedad más informada gracias a los contenidos informativos independientes y a las redes sociales,  y a pesar de sus debilidades, traiciones, de su pragmatismo, de su radicalismo y de sus malquerencias, la "izquierda" puede llegar a ser gobierno.








1 comentario:

  1. CUANDO LA VERDAD ED DICHA SE QUEDA EN LA MENTE DE LA GENTE, AUNQUE NO QUIERA

    ResponderEliminar